La profesión de fe del nuevo Inspector

Desarrollo de la Noticia
Nuevo Inspector

“Creo en Dios Padre todopoderoso, creador del cielo y la tierra…” Fueron las primeras palabras del nuevo Inspector de los Salesianos en Bolivia el pasado domingo 16 de agosto a las 16.40 horas.

Esa profesión de fe hecha presente en la ocasión, es el mismo credo Niceno constantinopolitano de la Iglesia de Roma, allá en el siglo IV. Con voz pausada y segura, el sacerdote Juan Pablo Zabala vestido impecablemente para la ocasión, agregó su creencia radical en la Sagrada Escritura, su plena adhesión a la doctrina de fe de la Iglesia para concluir: “Acepto con respeto religioso, las enseñanzas del Romano Pontífice”.

Dos minutos más tarde estampaba su firma de compromiso, en su morada eventual en la zona de Achachicala, en el campus de la Universidad Salesiana. Frente a la pantalla seguían el acto sus hermanos salesianos, en Santa Cruz, provincias, Cochabamba, La Paz, Escoma, El Alto y el resto de obras en el país. Asumía una vez más esta responsabilidad por seis años, con la obediencia que le inculcaron sus superiores desde 1984 cuando profesó sus primeros votos.

Sus primeras palabras de agradecimiento fueron para Dios Padre que lo acompaña con su gracia, inmediatamente se dirigió a sus hermanos de congregación en Bolivia. “Cuento con ustedes que son la riqueza de nuestra Inspectoría, gracias por su compañía. También doy gracias a ustedes los jóvenes, que son la razón de ser de nuestra misión”, expresó.

Luego de recibir los saludos de sus hermanos y en particular de los obispos salesianos y del propio Rector Mayor, Ángel Fernández Artime, el nuevo Inspector Salesiano en Bolivia afirmó que en ese momento tenía “sentimientos encontrados”, porque vio a su familia a través de la pantalla chica deseándole éxitos en su nueva labor, además le recordaron que el afecto familiar perdura por siempre, aunque él haya optado por la vocación sacerdotal a los 17 años, partiendo al encuentro de la viña del Señor.

“La posta la recibo con humildad y corresponde seguir animando en el servicio a los jóvenes. Le sigo preguntando a Dios ¿qué es lo que me pide ahora? Ojalá sigamos creciendo como familia salesiana en esta historia de mirar con fe”, agregó.

Apuntó que marcará una característica en esta su nueva misión y será la de la “escucha”, de la palabra de Dios y los acontecimientos. “Jóvenes, gracias por creer en nuestro servicio. Queremos ser hombres de esperanza”, expresó.

A nombre de la Universidad Salesiana de Bolivia le entregaron el saludo las Vicerrectoras Académica y Administrativa, quienes recordaron que su apoyo no tendrá interrupción, porque ahora es el Gran Canciller de la USB y corresponde seguir en esta línea de crecimiento, línea impulsada en cuatro años de gestión del Padre Juan Pablo Zabala Tórrez.

Noticias - Portal
Noticias - Carreras y Servicios
Categoría de Noticias